lunes, 25 de mayo de 2015

Engaño de las apariencias/Teen Wolf


Un estudiante de instituto descubre que es un hombre lobo al igual que su padre. Este empieza a ser admirado por la gente una vez descubierto su secreto por sus habilidades como jugador de baloncesto, danza y teatro, así como su mejor concentración en los estudios. Pasado el tiempo decide deshacerse de esta máscara de hombre lobo que le atormenta dando a ver su verdadera personalidad, cansado de ser admirado como hombre lobo decide ser admirado jugando las finales de baloncesto dónde habían llegado gracias a la ayuda de ser un hombre lobo, jugando en equipo. Finalmente ganan el encuentro.


El siguiente ciclo mitológico se haya como argumento principal de la película Teen Wolf.
El engaño de las apariencias se presenta al convertirse en hombre lobo el protagonista.
Existen diferencias entre su dualidad personal en el mundo sensible:
Al no ser hombre lobo el protagonista no juega de forma sobrenatural.
Al no ser hombre lobo el protagonista es rechazado por la chica que le gusta.
Al no ser hombre lobo sus amigos y sus compañeros de equipo le respetan.
No obstante a nivel racional, en el mundo inteligible:
Al ser hombre lobo el protagonista se cree popular y es feliz siéndolo.
Al ser hombre lobo consigue conquistar a la chica que busca conquistar.
Al ser hombre lobo tiene problemas puesto que sus amigos y compañeros le envidian.
Así pues el mito se hace presente al finalizar la película:
Todo lo anterior no es real ya que el protagonista refleja el mismo pensamiento de las dos formas.
Todo es un engaño que el protagonista ha de superar aceptando la catarsis en una anagnórisis que supone jugar la final de la liga de baloncesto en su forma humana demostrando a la gente que puede ser igual de bueno tanto siendo humano como siendo hombre lobo.
Por tanto y en resumen:
El mito de la caverna es la falsa creencia de ser más listo y sentirse mejor si es o no hombre lobo.


Teen Wolf es prisionero de la realidad accesible al ser hombre lobo y sale luego al mundo sensible asimilando ser prisionero de la realidad inteligible que puede ser entendida y que representa su vida al ser hombre lobo; al margen de esta comparación se refleja una caverna en la que los compañeros de Teen Wolf hacen y deshacen por su beneficio sin importarles el daño que puedan causar sus impresiones; tratando de mantener al protagonista en su forma de hombre lobo “caverna” o realidad inteligible.

El mito de la caverna es fascismo en estado puro. En democracia no existe la justicia. Tenemos opiniones que se multiplican al impresionarse con las habilidades del protagonista en su forma de hombre lobo. Estas habilidades tendrán que ser adquiridas por el protagonista al estimular la sensibilidad moral en su forma humana, política o estética a través de la lectura, del arte, del diálogo. Esto sí es un proceso lento y arduo y no el que te den ya prefabricada una supuesta Idea del Bien como representación de la facilidad que supone seguir su vida como hombre lobo.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada