jueves, 8 de octubre de 2015

Deméter y Perséfone

Deméter es la diosa griega de la agricultura, ciclo vivificador de la vida y la muerte, y protectora del matrimonio y la ley sagrada. Se la venera como la «portadora de las estaciones» en un himno homérico. Junto a su hija Perséfone eran los personajes centrales de los misterios eleusinos que también precedieron al panteón olímpico.

En la mitología romana se asociaba a Deméter con Ceres. Cuando se le dio a Deméter una genealogía, se dijo que era hija de los titanes Crono y Rea (hijos de Gea y Urano), y por tanto hermana mayor de Zeus.

El mito más famoso de Deméter, que da origen a los misterios eleusinos, es su relación con Perséfone, su hija, y ella misma de joven. En el panteón olímpico, Perséfone era hija de Zeus y consorte de Hades. Perséfone se convirtió en diosa del inframundo cuando Hades la secuestró en la tierra y la llevó con él.

He decidido elegir a este personaje, junto con su hija Perséfone, porque me pareció muy curiosa e interesante la historia de la creación de las estaciones.

He decidido crear una versión alternativa del famoso mito de El rapto de Perséfone, pero antes os pondré un pequeño resumen del verdadero mito:

Había una vez una diosa llamada Deméter, que tenía una hija preciosa que se llamaba Perséfone, de ojos verdes y cabellos largos y rizados. La pequeña vivía en el monte Olimpo con su madre, aunque a menudo bajaba a recoger flores con las amigas. Pero un dia, mientras estaba jugando con algunas ninfas, Plutón se enamoró de ella y bajó del inframundo para secuestrarla.
La madre, al enterarse, abandonó su tarea en el campo y la buscó por todos lados,. Ahí aparece el primer invierno. Cuando quiso devolver a su hija con ella, Plutón le dió unos granos de granadas. al probar comida del inframundo, no podías volver a la tierra. Su madre y Plutón hicieron un trato y su hija se quedaba unos meses en el Tártaro (invierno) y los restantes 6 meses con su madre (primavera y verano, ya que los griegos omitían el otoño, solo tenían 3 estaciones).

Los misterios eleusinos celebraban el regreso de Perséfone, pues éste era también el regreso de las plantas y la vida a la tierra.

BIBLIOGRAFIA

http://www.elolimpo.com/personaje/demeter

http://mitosyleyendascr.com/mitologia-griega/demeter/

https://es.wikipedia.org/wiki/Perséfone

https://es.wikipedia.org/wiki/Deméter


RE-CREACIÓN DEL MITO DEL RAPTO DE PERSÉFONE


Hace millones de años, Deméter, la diosa griega de la agricultura, el ciclo de la vida y la fertilidad, dio a luz a una preciosa hija, junto con su hermano Zeus, a la que llamó Perséfone.

A pesar de ser una indefensa niña, su madre quería que Zeus la dejara bajar a la Tierra, pero él se negó. Cuando creció, de vez en cuando se bajaba con las ninfas a jugar como cualquier niña normal, a recoger flores por los campos, a bañarse en las bellas aguas de los ríos los días más calurosos del año…
Un dia, Plutón vió a Perséfone con las ninfas y sus hermanas, Artemisa y Atenea, mientras jugaban al escondite por el jardín y se enamoró de la hermosa niña. Pero claro, él vivía en el infierno y ella estaba en un mundo totalmente distinto. No podía llevársela con él asi como asi, entonces decidió que debía pedirle permiso a Zeus, el Dios de los dioses. De inmediato fue a visitarlo, y tras preguntarle por la hermosa Perséfone, Zeus no le dijo ni sí ni no, pero éste le guiñó un ojo. Plutón dió por hecho que ese gesto era un sí, de modo que aprovechó y fue a buscar a Perséfone. Justo en el momento en que la pequeña fue a coger un lírio, apareció una luz de una grieta del suelo y se tragó a Perséfone. Ésta se desmayó y despertó en el Tártaro junto con Plutón, que la convirtió en la diosa de los Infiernos.

Deméter recibió la noticia de que su hija había desaparecido unas horas después, cuando llamó a las niñas para cenar y Perséfone no apareció. Ésta inició unos laaaargos y tristes viajes en busca de su querida hija. durante todo este tiempo, la tierra se volvió estéril, dejando a los miles de humanos sin poder cultivar sus tierras y, por tanto, sin prácticamente alimentos.

Pasó un tiempo, y Zeus se arrepintió de lo ocurrido. Vió a su hermana tan triste y desolada por la pérdida de su hija que decidió actuar. Rápidamente llamó a Hermes, el mensajero de los dioses, para que fuese al Tártaro y ordenara la liberación de Perséfone. Pero ya era un poco tarde, la pequeña había celebrado su llegada y su proclamación como diosa de los Infiernos con un gran banquete y se había hartado de comida. Así que no podía regresar a la tierra, porque una vez comes comida de los infiernos, no puedes irte de ella.

Deméter, horrorizada por el hecho de que su pequeña no iba a volver nunca con ella, intentó hacer un trato con Platón. Perséfone se negaba a volver a la tierra, no porque no quería vivir con su madre, sino porque le encantaba ser la diosa de los Infiernos y se había enamorado de Plutón. En el Tártaro podía hacer lo que quisiera: bañarse en las aguas de lava con su barca, jugar con los gigantes… Ella estaba encantada de vivir ahí. Pero Deméter le enseñó cómo iba el mundo por abajo, y si ella no estaba con su madre, la tierra se volvía inútil y los humanos iban a acabar extinguiéndose por la falta de alimentos. Perséfone, deméter y Plutón decidieron reunirse para hablar del tema.

Decidieron, finalmente, que la pequeña pasaría tres meses en el Tártaro, y los seis restantes con su madre Deméter en la Tierra.

http://www.slideshare.net/judithfg/demter-y-persfone-53680701





7 comentarios:

  1. Me gusta mucho la historia de Perséfone, que tiene más protagonismo que su madre, buen trabajoo!!!!

    ResponderEliminar
  2. Judith muy buena la historia, me ha encantado!

    ResponderEliminar
  3. Jud!!! Todo lo que haces es amazing!!! Sigue así!!!

    ResponderEliminar
  4. Uy, uy, uy Judith, que bueno. Me ha gustado mucho la historia.

    ResponderEliminar
  5. Una historia muy buena Judith, me ha gustado mucho! :)

    ResponderEliminar